La niña retobada

Esta es la historia de una niña que cansada de que sus tías se pasaran rezando todo el tiempo, un día se enfrentó a lo desconocido:

Cuenta la abuela, que cuando ella era una niña, vivian en un pueblo cerca de la montaña y rodeada de tías solteras, ya grandes, que dedicaban la mayor parte de su tiempo a hacer rosarios y novenarios por las personas que pasaban por el pueblo ya fueran estos conocidos, parientes o simplemente visitantes.

 

Así pues un buen día cuando iban a iniciar uno de estos interminables rezos, le pidieron a esta niña que se regresara a la casa a recoger unas velas que habían olvidado, ella obediente se regreso, pero refunfuñando en su interior por tener que iniciar un novenario por una persona que ni siquiera conocía, se dijo a sí misma: "Cómo da lata mi tia con sus resos, ¡¡ojalá se le apareciera el diablo!!". Pensaba esto mientras caminaba en la oscuridad rumbo a la casa, cuando de repente escucho un resoplido, y buscandolo, encontro al culpable del mismo en la copa de un árbol, era un horrible toro negro, que cabeceaba y resoplaba al tiempo que la miraba con sus ojos rojos, que brillaban en la oscuridad como brazas de carbón. Lo que la hizo huir despavorida hasta la protección de sus tías y la iglesia.

Autora: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , México